DIEGO MONTES: UN SEVILLISTA DE DONOSTI (1).

PorPS Al Relente

DIEGO MONTES: UN SEVILLISTA DE DONOSTI (1).

1.- «AITACHU, ME MUERO…»

“[…] Sé que voy a morir, pero dile a la ma, que no llore”.

Con estas palabras a su angustiado y también herido padre, el niño Diego Montes Calle, afrontaba su final. Yacía sobre el asfalto de la calle Txibili, en Donosti. Perdía mucha sangre.

ABC 17/3/1991

inicialmente en el hospital Nuestra Señora de Arántzazu, la gravedad del estado de Diego aconsejó su traslado al Hospital de Cruces, en Baracaldo. Allí, el equipo de la Unidad de Cuidados Intensivos lucharía por estabilizarle. Tenía doce años.

Minutos antes de las 16:00 horas del sábado 16 de marzo de 1991, Diego, lateral derecho del equipo alevín del Antiguoko Kirol Elkartea, salía de las instalaciones del campo de fútbol de Matigoxotegi. Había jugado y perdido el partido 3-0; bruscamente, fue obligado a disputar otro; este definitivo: pelear por su vida.

En el camino se adelantaría unos metros a Víctor, su padre, y al amigo que les acercaría a casa en coche. Mientras llegaban al aparcamiento, Diego, esperándoles, se recostaría sobre el vehículo. En ese preciso instante, sería detonada una bomba a distancia, al pasar por el lugar un turismo ocupado por cuatro agentes de paisano de la guardia civil que, tras la comida, regresaban al cuartel de Intxaurrondo.

Miembros del grupo “Donosti” de ETA, habían encadenado una nevera de plástico a una farola del alumbrado público, que alojaba en su interior una bomba, con carga compuesta de diez kilos de metralla y explosivos. Los terroristas la activaron, sin importarles la presencia de niños, ni otras personas; serían víctimas añadidas a su premeditada barbarie.

El estallido desplazó más de treinta metros el vehículo ocupado por los agentes. Provocaría la muerte al cabo Luis Aragó Guillén. Y, heridas graves, a sus compañeros José Carlos Casillas, Miguel Ángel García, y Pedro Martín. La expansión de la carga afectaría a Diego y a Víctor. El abdomen y cara de Diego resultarían alcanzados por la metralla, pero sería la pierna derecha la más afectada, al volarle un trozo del fémur y de la arteria principal.

Víctor, arrastrándose, con el pie derecho destrozado, pudo llegar hasta su hijo que, aún consciente, le agarraría fuertemente, pidiéndole que no le soltara… “[…] papá, papá… me estoy desangrando… me voy a morir”.

El primer parte médico sobre su estado, facilitado en el Hospital de Cruces acentuaría la terrible zozobra en familiares, amigos, y personas de bien “[…] continúa en estado muy grave, aunque mantiene las constantes vitales”.

Tras ocho eternas horas de intervención quirúrgica cardiovascular, afloraría la esperanza. Antonio Calderón, doctor del equipo que le intervino, informaría que “[…] estuvo muy cerca de la muerte. Ha tenido una pérdida de sangre muy importante, que le ha provocado tensiones muy bajas, e incluso, ha estado en shock”.

Con el paso de las horas, los médicos comenzarían a atisbar esperanzas de vida. No así, de que Diego pudiera conservar su pierna derecha, aunque… “[…] el injerto arterial practicado, es funcional”.

ABC 22/3/1991

Las muestras de preocupación, solidaridad y cariño, se sucedían en el entorno familiar, especialmente afectado por el crítico estado de Diego. Amigos y vecinos le describían como “[…] un chico muy activo, apasionado por el fútbol”. Su entrenador, Íñigo Santín, que llegaría al hospital de Arántzazu cuando le trasladaban a Cruces, contaría emocionado… “[…] me guiñó el ojo desde la camilla, y se me cayó el alma al suelo”. Le definía como “[…] un chaval majísimo, y muy fino jugando al fútbol”.

Sus compañeros del colegio Manuel de Larramendi se sumarían al apoyo, enviándole una carta al hospital, en la que decían entre otras frases “[…] hacemos una protesta contra la violencia, para que se acabe de una vez por todas; porque aquí, queremos paz. Y, si esta vez le ha tocado a Diego, otra vez nos tocará a nosotros”.

Posteriores partes médicos informarían que “[…] la evolución de su extremidad inferior continúa siendo favorable, aunque persiste el pronóstico de gravedad ”. Dejaban entrever que, por satisfactoria que fuese la evolución, la pérdida de riego sanguíneo sufrida hasta que se le pudo intervenir, podría dejarle secuelas neurológicas.

ABC 27/3/1991

El viernes 22 el doctor Calderón, ya de manera distendida, describía la intervención que el equipo médico le realizó “[…] no es frecuente en la cirugía cardiovascular encontrar el problema que él tenía, porque no es simplemente una rotura de la arteria y de la vena, sino que había una comunicación entre ambas, que llamamos fístula arteriovenosa. La metralla había provocado un estallido a nivel del fémur, y la rotura entre la arteria y la vena; comunicándose ambas, y quedando la pierna sin circulación”, “La operación consistió en un by-pass con un injerto de vena suya, obtenido de su propia ingle”. En cuanto al estado de ánimo de Diego, el doctor comentaba “[…] ha sufrido dolores importantes y los sigue sufriendo, pero de lo que más se queja en la U. C. I., es de lo mucho que se aburre”. Continuaría el doctor… “[…] creo que él, todavía no es consciente de las secuelas que le pueden quedar”, “[…] no podrá ser futbolista profesional, pero la rehabilitación ha avanzado muchísimo, y puede que, con el paso del tiempo, prácticamente ni se le note. En plan de amiguetes, sí podrá jugar”.

En el Hospital de Cruces estaría Diego 25 días. La recuperación la continuaría hospitalizado en Nuestra Señora de Arántzazu, durante dos meses más.

 

Continuará.

Pepe Arjona y José M. Luis
Peña Sevillista «Al Relente»

 

FUENTES:

Diego Montes Calle
http://hemeroteca.abc.es
Carlos Olave (ABC San Sebastián)
María Luisa G. Franco (ABC Bilbao)
José María Aguilar (ABC Sevilla)
José Antonio Sánchez Araujo (ABC Sevilla)
Manuel Ramírez Fernández de Córdoba (ABC Sevilla)
http://elpais.com
Aurora Intxausti (El País San Sebastián)
EFE Bilbao
Manuel Marlasca García (La Sexta TV)
Libro: “Vidas Rotas”. Autores; Rogelio Alonso, Florencio Domínguez y Marcos García. Editorial Espasa Libros. ISBN 9788467032789.
http://antiguoko.org
Íñigo Santín
Eduardo “Tito” Prieto
Peña Sevillista “Al Relente” www.psalrelente.es@PSAlrelente
Peña Sevillista “El Fontanal”.
Área de Historia del Sevilla F. C. https://twitter.com/AHistoriaSFC
Guillermo Tinoco @sevillafcforeve
Libro Oficial del Centenario del SFC. Anexo estadístico.
Revista “El Sevillista”.
https://www.foropolicia.es/foros/como-ocurrio-t69995-345.html
http://www.diariovasco.com/20100129/san-sebastian/
http://blogs.libertaddigital.com/in-memoriam/jeanserge-nerin-la-ultima-victima-de-eta-y-tres-asesinatos-mas-9268/
http://www.mariajosehernandez.com/las-uvas-dulces/
http://www.rtve.es/memoriadevida/index.php

 

Artículo en PDF

CLIC AQUÍ

 

Compartir

Sobre el autor

PS Al Relente administrator

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.